¿Cómo se oculta la riqueza?

15/10/2021
Por Héctor Castillo Berthier

Me decía un viejo amigo en La Merced: “Puedes esconder muchas cosas en la vida. Pero ni un caballo, ni un amante, ni el dinero se pueden esconder”.

Los Pandora Papers

La exhibición pública de negocios oscuros (con ganancias no legítimas), con actos corruptos (que se disfrazan como normales) se volvieron una moda en el periodismo de investigación actual.

Apareció un nuevo caso.

Los Papeles de Pandora (Pandora Papers) es un proyecto muy similar a los Papeles de Panamá (Panamá Papers, 2016), que se realizó por un enorme grupo de periodistas internacionales.

La investigación fue realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) e involucró a unos 600 periodistas de decenas de medios, incluidos The Washington Post, la BBC, el País y The Guardian. Se basa en la filtración de unos 11.9 millones de documentos de 14 empresas de servicios financieros de todo el mundo” (Reforma, 04/X/2021).

¿Qué nos dicen?… Lo mismo que siempre hemos sabido.

Existen muchos líderes mundiales. Muchos multimillonarios. Líderes religiosos. Políticos poderosos. Y narcotraficantes que han ocultado su dinero con inversiones enormes en los llamados “Paraísos Fiscales”.

¿Cómo los ocultan? Con la compra de costosas propiedades en las playas más exclusivas. Con aviones. Con yates. Con casas y mansiones. Con industrias… Todo eso avalado por despachos contables, oficinas de abogados y gobiernos que los transforman en un inmenso mar de impunidad.

Se trata de una investigación periodística que abarcó los últimos 25 años e implicó la revisión de cerca de 12 millones de archivos a partir de 14 firmas distintas que hay en todo el mundo.

Hay que aclarar: su trabajo refleja los acuerdos de las “élites”.

Permite ver un lado oscuro de los corruptos que han utilizado sus cuentas en el extranjero para proteger sus activos. Que valen varios cientos de billones de dólares… O sea, es un fregadal de dinero.

Se trata de una filtración inmensa con este tipo de información. Organizar este trabajo de información es una tarea enorme.

Se revisaron miles de documentos. Correos electrónicos. Nombres de los accionistas. Pasaportes. Registros de viaje y muchos datos más. Fue un trabajo que duró dos años y nos da una clara imagen del mundo actual.

Es obvio, aparece gente de muchos países. Es obvio que sirve como testimonio para perseguirlos. Es natural, se usa como un mecanismo de comprobación de la podredumbre normal de los políticos.

Pero con eso: ¿se modifica la realidad?

Según el periódico El País: “Hay unas 27 mil compañías señaladas y casi 30 mil beneficiarios. Y, Argentina es el país de Latinoamérica con más beneficiarios finales” (Ibid.).

¿Qué sucede con los demás?… Nunca se sabrá. En esa lista hay más de tres mil mexicanos. Entre ellos aparece la información de veinticinco que movieron mil 270 millones de dólares: ¿dónde están?, ¿quiénes son?

Todos utilizaron estructuras financieras creadas para esconder su riqueza en paraísos fiscales, bajo ciertas “normas” (o capas) de confidencialidad, con la promesa de pagar menos impuestos que en su lugar de origen.

No es un delito tener inversiones en los paraísos fiscales. Existen muchos motivos para hacerlo. Pero esto es válido sólo después de haber pagado sus impuestos locales… ¿Y los pagaron?

El problema surge cuando ellos abren sus cuentas (o conforman sociedades) para ocultar ingresos mal habidos. En el fondo, el problema es de los que no pagan sus impuestos.

Se trata de un esquema mundial, muy frecuente. Los países que los reciben les dan un trato fiscal benigno. Es obvio que nadie quiere pagar más impuestos de los que su ley les exige.

Y es claro, muy seguramente, que en estos casos habrá fraudes. Habrá pésimos manejos. Pero eso sólo podrá demostrarse después de una larga y profunda investigación.

El verdadero asunto es que, actualmente, estas noticias sólo sirven para desacreditar a los gobiernos. Para ponerle trampas a sus políticos. O para denunciar que la corrupción sigue rampante en sus países.

¿Cómo va México contra la corrupción?… NPI.

Escondiendo la riqueza

Todos los políticos y empresarios reconocen un tipo de manejos turbios e ilegales.

¿Usted tiene una riqueza digna de esconder? ¿Requiere pagar menos impuestos por sus bienes? ¿Prefiere dañar los impuestos de su país de origen para dañar el Producto Interno Bruto?… ¡Bienvenido!

Si es así lo felicito. Pero deberá ocuparse de todo lo demás… O sea, de las noticias donde aparezca su nombre.

Veámoslo así: Si eres un hombre afortunado y la suerte te sonríe. Si tus padres y abuelos fueron buenos ciudadanos. Si obtuviste una carrera. Si te enamoraste de un ser magnífico. Si tus hijos viven en paz… ¿Para qué buscas problemas?

¿Más conflictos? ¿A quién le sirven? Es cierto, con estos reportes se analizan las “nuevas fugas de capital”… Pero eso ya existe desde siempre.

Estas noticias se utilizan para golpear a los políticos en turno. No importa quiénes sean. A todos les toca. Y todos aparecerán con gente muy cercana.

Las filtraciones noticiosas son reales… pero son fantasiosas. Por ejemplo: el Rey Abdalá II de Jordania sacó 106 mdd. El presidente chileno, Sebastián Piñera, 138 mdd para apoyar a una minera.

Ecuador, Azerbaiyán, Kenia, Pakistán, Rusia están presentes… Y varios más.

Pregunto: ¿Cómo utilizar mejor estos famosos “Papers”?

¡Vientos huracanados! Si no me ponen a reactivar el valemadrismo nos veremos por acá la próxima semana…

Héctor Castillo Berthier

Héctor Castillo Berthier

Héctor Castillo Berthier es doctor en sociología, investigador, músico, periodista, especialista en problemas urbanos en las áreas de Basura, La Merced y el Abasto Alimentario, Caciquismo, Desarrollo Social, Cultura, Juventud y Violencia. Es autor de varios libros y numerosos artículos en revistas nacionales e internacionales. Columnista regular del Periódico Metro y conductor de programas radiofónicos. Actualmente es investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM. Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias y del SNI. Director del Proyecto Circo Volador y Coordinador de la Unidad de Estudios Sobre la Juventud (UNESJUV) en la UNAM.

Mi Valedor es una organización no gubernamental y sin fines de lucro. Nuestras actividades son posibles gracias a los donativos y al generoso apoyo de personas como tú.

Haz un donativo aquí

Déjanos un comentario.

Más de Héctor Castillo Berthier

  • Avándaro, un grito de insatisfacción

    El espíritu rockero de ese tiempo se caracterizó por luchar contra la opresión. Se reveló para gritar la insatisfacción de los jóvenes en el país.

  • Nada igual a ser dueño de Chichén Itzá

    ¿Cuánto tiempo tardó México en darse cuenta de los saqueos? ¿Quiénes fueron los beneficiarios? Hoy, muchos de estos bienes están en las millonarias casas de Lomas de Chapultepec…

  • ¿Cómo será la modernidad con el Tren Maya?

    Los ejidatarios de Yucatán apuestan por el turismo comunitario y sostenible y se oponen a la fragmentación del territorio, al agotamiento y contaminación del acuífero de la península…

Lo más reciente

¿Quieres hacer un donativo?
Copyright © 2020 Mi Valedor
Centro Creativo y de Reinserción Mi Valedor, A.C.
Barcelona 11, Int. 101. Colonia Juárez, CDMX
Somos parte de
INSP international network of street papers
Síguenos
  • facebook mi valedor
  • instagram mi valedor
  • twitter mi valedor
  • youtube mi valedor
  • contacto mi valedor
  • spotify mi valedor
Sitio web desarrollado por Soto Comunicación
Revista Mi Valedor

Mi Valedor es la primera revista callejera de México que ofrece un modelo de autoempleo para poblaciones vulnerables (personas en situación de calle, migrantes, madres solteras, personas con capacidades especiales, entre otros). Apoya al proyecto aquí.

dudas, envianos un whatsapp