Esta aplicación paga a los jóvenes sin vivienda para que desarrollen habilidades para la vida

Esta aplicación paga a los jóvenes sin vivienda para que desarrollen habilidades para la vida

19/04/2021
Por Emily Nonko

La aplicación DreamKit proporciona actividades digitales para jóvenes en situación de vivienda inestable. Dichas actividades ayudan a desarrollar habilidades para la vida y, tras completarlas, la app ofrece recompensas con tarjetas de regalo. La aplicación ha sido un éxito, incluso ayudando a los jóvenes a trabajar y conectarse positivamente con su comunidad local.

Cuando Tailon Penn escuchó por primera vez sobre una aplicación que le pagaría por desarrollar habilidades para la vida, pensó que no era legítima. Sin embargo, sí lo era. La aplicación DreamKit proporciona actividades digitales para jóvenes en situación de vivienda inestable. Dichas actividades ayudan a desarrollar habilidades para la vida, y la app ofrece recompensas con tarjetas de regalo a quien las vaya alcanzando.

Penn, una joven de 21 años que vive en New Haven, Connecticut, comenzó a realizar actividades sobre temas como meditación y salud mental. (La aplicación cuenta con diversas actividades, desde leer un artículo informativo sobre Aprender a meditar hasta ver un TedTalk sobre el poder de la vulnerabilidad).

Al completar estas actividades, recibía tarjetas de regalo de $5 dólares y las usaba para pagar lo esencial. Si tenía alguna pregunta sobre DreamKit, contactaba directamente a la fundadora de 26 años, Marina Marmolejo, quien vive en la misma área. “Marina siempre está disponible”, dice Penn.

A finales del 2020, Marmolejo le pidió a Penn que se uniera al equipo de DreamKit, en un puesto remunerado como sexto Especialista en Jóvenes. Penn comenzó a acercarse a otros jóvenes en situación vulnerable para incorporarlos a la aplicación. “Cuando ambos hemos tenido la misma experiencia, es más fácil para ellos asimilar la información”, dice Penn sobre su trabajo. “Nos sentimos conectados a otro nivel”.

Dado que DreamKit se dio de alta como una organización sin fines de lucro en el verano de 2019, su modelo basado en incentivos no solo ayuda a los participantes jóvenes a aprender habilidades para la vida, sino que permite a DreamKit desarrollar canales de trabajo para sus participantes y conectarlos positivamente con la comunidad de New Haven. “Como sociedad, hacemos un muy buen trabajo señalando los comportamientos negativos”, señala Marmolejo. “Pero no somos capaces de gritar a todo pulmón lo increíbles que son nuestros jóvenes”.

Marmolejo estaba terminando su maestría en salud pública en Yale cuando comenzó a colaborar con el profesor Yusuf Ransome en el proyecto. La retroalimentación inicial sugirió que los jóvenes con vivienda inestable, que tienen diferentes prioridades, deberían ser incentivados para participar. Eso resultó en la “economía basada en puntos” de DreamKit, como la llama Marmolejo, que “ludifica los comportamientos de desarrollo de habilidades, al compensar financieramente a los jóvenes por desarrollar aptitudes y participar en servicios”.

DreamKit se lanzó como aplicación en febrero del 2020 con una imagen de marca brillante y optimista. “Muchos jóvenes no se identifican a sí mismos como personas sin hogar, aunque duermen en sus autos, en sillones de colegas o en refugios”, señala Marmolejo. “Estamos intentando distanciarnos de la imagen estereotipada de servicios para personas sin hogar. Buscamos ser tan brillantes y joviales como sea posible, para ser atractivos para ellos”.

Antes de la pandemia de Covid-19, los jóvenes hicieron perfiles de DreamKit y recibieron puntos por asistir a eventos presenciales como reuniones de gestión de casos. En marzo del 2020, dando un giro a causa de la pandemia, DreamKit lanzó una prueba piloto con unos 40 jóvenes de New Haven con recursos únicamente digitales que incluyen instrucciones sobre cómo escribir un currículum y reflexiones sobre sexo, desde salud sexual hasta consentimiento.

Después de completar una actividad y llenar un formulario de comentarios, los jóvenes participantes reciben una tarjeta de regalo de $5 dólares. Pueden recibir dinero por hasta 10 actividades cada semana, ganando hasta $50 dólares semanales a través de la aplicación.

Desde el lanzamiento piloto, DreamKit repartió aproximadamente $5,000 dólares en tarjetas de Walmart y GrubHub para ayudar a cubrir necesidades esenciales como alimentos, ropa y productos de higiene. El trabajo no se limita a ofrecer actividades digitales y repartir tarjetas de regalo. El personal y los voluntarios de DreamKit, la mayoría de los cuales tienen menos de 30 años, revisan constantemente los formularios de comentarios y hablan con los jóvenes afectados para perfeccionar sus ofertas. “En el formulario de envío, nos comparten tres cosas que aprendieron de un artículo y lo que podrían platicar con otras personas al respecto”, dice la coordinadora de actividades de voluntariado Kaitlyn Maddigan. “Me encanta ver lo que escriben en ese recuadro”.

Maddigan también ayuda a actualizar los perfiles de DreamKit, donde la aplicación rastrea las actividades que va completando cada participante y el dinero ganado.  La idea es crear un perfil positivo de cada usuario que se pueda compartir con la comunidad de New Haven. “Queremos mostrar un conjunto de datos objetivos que destaque el progreso de los jóvenes de una manera nunca antes vista”, dice Marmolejo.

Ella cree que estos perfiles pueden generar oportunidades laborales. El equipo de DreamKit ahora se está acercando a los empleadores de New Haven para comprender qué habilidades buscan en los empleados jóvenes y cualquier duda que puedan tener sobre la contratación de un joven con una vivienda inestable. Para abordar esta última preocupación, DreamKit está trabajando con el Departamento de Trabajo para subsidiar potencialmente las primeras cuatro semanas de empleo de un joven. El equipo también utilizará los comentarios de los empleadores para informar sus actividades.

Marmolejo imagina una cartera completa: “Realizamos entrevistas con empleadores que desean ciertas habilidades, enviamos esos datos al equipo de actividades para desarrollarlas en tiempo real para reflejar las necesidades de los empleadores y regresamos al empleador con una lista de los jóvenes que completaron esas actividades y tienen esas habilidades ”, dice. “Y podremos subsidiar sus primeras cuatro semanas de empleo para que los empleadores literalmente no corran ningún riesgo”.

Hasta ahora, DreamKit ha ayudado a colocar a 17 jóvenes en puestos de trabajo, incluida Penn. “He aprendido mucho”, dice Penn sobre sus primeros meses como Especialista en Jóvenes. Marmolejo también ve a Penn como una experta de su propia experiencia vivida; por ejemplo, para la última campaña de redes sociales de DreamKit, eligió a Penn para que se encargara de la dirección. Marmolejo espera elevar aún más jóvenes a posiciones de liderazgo: “Mi visión es que al menos la mitad de nuestro personal sean jóvenes con experiencia vivida, si no es que la mayoría”.

Al expandirse, Marmolejo se está enfocando en patrocinios corporativos para ayudar a subsidiar el modelo de incentivos de DreamKit: “La idea es asociarse con tiendas minoristas y de abarrotes, como Target y Walmart, para ver si pueden donar tarjetas de regalo para usar como nuestro modelo de incentivo”. También le entusiasma explorar más las oportunidades digitales en la era del Covid-19, como eventos virtuales de orientación vocacional para los jóvenes de DreamKit.

Marmolejo enfatiza que aunque DreamKit es una aplicación, es un modelo que se enfoca en los jóvenes de la comunidad de New Haven y los conecta con los recursos y empleadores del área. “La mejor manera de escalar a otras ciudades sería evaluar cómo funciona DreamKit en New Haven y podremos compartir esa infraestructura con líderes comunitarios en otras regiones o ciudades”, dice. “Esto va más allá de asegurarme de que la programación funcione bien: realmente tengo que estar en mi comunidad al tiempo que administro la aplicación”.

Este artículo fue publicado originalmente por Next City, una organización de noticias sin fines de lucro cuyo periodismo amplifica las soluciones y ayuda a difundirlas de una ciudad a otra. Apoya su investigación en www.nextcity.org.

Cortesía de INSP.ngo, traducido al español por el equipo editorial de Mi Valedor.

Emily Nonko

Déjanos un comentario.

Relacionadas

Lo más reciente

¿Quieres hacer un donativo?
Copyright © 2020 Mi Valedor
Centro Creativo y de Reinserción Mi Valedor, A.C.
Barcelona 11, Int. 101. Colonia Juárez, CDMX
Somos parte de
INSP international network of street papers
Síguenos
  • facebook mi valedor
  • instagram mi valedor
  • twitter mi valedor
  • youtube mi valedor
  • contacto mi valedor
  • spotify mi valedor
Sitio web desarrollado por Soto Comunicación
Revista Mi Valedor

Mi Valedor es la primera revista callejera de México que ofrece un modelo de autoempleo para poblaciones vulnerables (personas en situación de calle, migrantes, madres solteras, personas con capacidades especiales, entre otros). Apoya al proyecto aquí.

dudas, envianos un whatsapp