Hecho por talleristas: experiencias con los valedores

Hecho por talleristas: experiencias con los valedores

15/11/2018

Varios de nuestros talleristas voluntarios nos contaron cómo ha sido su experiencia compartiendo con los valedores, practicando la escritura y la fotografía con ellos.

Julián Woodside

Me encanta convivir con los valedores; platicamos a gusto y les aprendo con cada conversación. Trabajé con ellos un taller dedicado a la redacción de experiencias sonoras y musicales. Fue enriquecedor y divertido, pues no solo están conscientes de las múltiples formas de escucha de la ciudad, sino que sienten íntimamente cada elemento de su paisaje sonoro. Platicamos sobre cohabitar un espacio y cómo la música y el sonido influyen en dinámicas de convivencia, tanto positivas como negativas. Queda como testigo un texto íntimo y sensible de Alfredo Villena, quien resumió desde su experiencia lo que durante dos horas platicamos, así como lo que a lo largo de su vida ha escuchado.

Tonatiuh Cabello

Salir a recorrer las calles con los valedores se convirtió en una práctica interesante que fomentó mucho el diálogo, ¡tenía mucho tiempo que no me sentaba en una banqueta a platicar! Inicialmente se pretendía darles consejos para tomar fotos, pero se invirtieron los papeles: fui yo el retratado, el paseado y el que recibió los consejos, sobre todo cuando quería hacer fotos en una calle y uno de los valedores me advirtió que era peligrosa.

Magali Olivera

Escribir desde la teoría y el privilegio no aporta un enfoque suficientemente profundo al momento de abordar ciertos temas.

Escuchar a los valedores comentar sobre cómo vivieron el sismo del 19 de septiembre y su concepción de la comunidad y la ciudad enriqueció de manera fundamental la aproximación al cortometraje que analizamos en nuestro taller de crítica cinematográfica. Sus palabras nos recuerdan todo lo que han aprendido y pueden enseñarnos.

Jorge Pedro Uribe Llamas

En el último taller de escritura no solo participaron valedores, sino además personas que no sé cómo se habrán enterado. El caso es que fue muy interesante la convivencia entre ambos grupos, que terminaron conformando uno solo. Los valedores comentaban acerca de los escritos de los externos, y estos a su vez hacían lo propio con el trabajo de los valedores. De esta forma se sintió una energía muy especial, una retroalimentación variopinta, y todo esto sirvió para enriquecer el trabajo que emprendimos en dicho taller. El objetivo era reflexionar sobre la escritura de reseñas sobre lugares para comer, de forma que realizamos un ejercicio que, como ya he dicho, terminó siendo muy enriquecedor y divertido. Son muy disfrutables estos talleres y todos aprendemos mucho.

Isabel Zapata

Para mí siempre es un gusto estar con los valedores. En esta ocasión me tocó trabajar con ellos el género de la entrevista y fue muy valioso poder compartir algo de lo que he aprendido sobre el arte de formular las preguntas correctas (una habilidad que, más allá del papel, ¡sirve para mucho en la vida!). Hablamos de los platillos favoritos de cada quien y de las cosas bonitas que vivimos a través de la comida. No hay falla: siempre salgo de ahí con algo nuevo que pensar… y, esta vez, con hambre.

María Malvido

Para mí compartir un taller de crónica con los valedores fue dialogar y aprender a observar, oír, probar, oler y sentir como expertos que son ellos de las calles que transitan y habitan en la Ciudad de México. Me encantó escucharlos escucharse, llenos de ganas de aprender y de apoyarse entre ellos, y vivir la transformación de ese pedacito de banqueta de Bucareli, que rápido se convierte en el espacio en que los valedores hacen de esta revista un proyecto para salir adelante.

Sonia Madrigal

La propuesta que hicimos fue recorrer junto con los valedores algunas de las calles que conforman la periferia del primer cuadro del Centro Histórico de la Ciudad de México, porque queríamos compartir con ellos la experiencia visual que nosotros vamos percibiendo conforme nos alejamos de lo céntrico. Caminar con ellos me agradó bastante porque no solo intercambiamos ideas en torno a la imagen, sino que cada uno de nosotros se apartó de las fotografías para platicar anécdotas de la vida y conocernos un poco más.

César Tejeda Arguelles

Se supone que yo debo brindar alguna orientación en los talleres de cuento, pero los valedores son los que suelen brindarme orientación a mí. Escucho sus relatos, sus experiencias, su intuición para hablar de la vida a través de sus personajes, y luego, cuando vuelvo a casa, trato de escribir con la misma sensibilidad que ellos. Pasa un año y vuelvo a impartir un taller en Mi Valedor, y el ciclo inicia de nuevo cuando me doy cuenta de que había olvidado aquella sensibilidad y trato de aprenderla de nuevo.

María Villalpando

Escribir nos libera a todos por igual, y la experiencia de buscar darle vuelo a las palabras junto con los valedores fue prueba de ello. La forma tan única de cada valedor para describir sentimientos, cosas y experiencias con palabras nos enseña que cada percepción es una realidad, y cada realidad es igual de compleja y exquisita, sin importar la forma de vida ni el contexto. Para mí, el poder de las palabras encarnó en cada uno de los textos que se lograron durante este taller.

Delphine Tomes

Con los valedores realizamos muchos recorridos para preparar esta edición. Fuimos desde Observatorio hasta Vallejo buscando fotos. Están aprendiendo a usar tanto cámara digital como analógica. Algunos llevaron cámaras prestadas para retratar sus propios rumbos: Juan Manuel y Antonio fueron a Neza para fotografiar una fiesta vecinal del Día de Muertos (pueden ver la serie en la sección “Figuras del Barrio”). El tema “vecinos” es aplicable a toda la ciudad, y es padre poder comparar mi concepción con las de los valedores y aprender de ellos.

Mi Valedor es una organización no gubernamental y sin fines de lucro. Estas actividades son posibles gracias a los donativos y al generoso apoyo de personas como tú.

Haz un donativo aquí

Déjanos un comentario.

Otros talleres y actividades

  • Armando un recetario propio. Un taller con Luis Téllez Tejeda, “Pávido Návido”

    26/07/2021

    A lo largo de dos sesiones, el escritor Luis Téllez Tejeda, conocido como Pávido Návido, les impartió un taller a los valedores para que continúen trabajando sus habilidades de redacción, a partir de sus saberes individuales relacionados a una práctica cotidiana: la alimentación. Cada participante diseñó un recetario de acuerdo a sus intereses y gustos […]

  • Visita a la exposición Pueblo bicicletero en la Casa de cultura de Azcapotzalco

    En compañía de algunos valedores, el pasado 8 de julio visitamos la exposición Pueblo bicicletero en la Casa de cultura de Azcapotzalco, que hace un recorrido visual por la historia de la bicicleta en la ciudad. La exposición presenta objetos de la colección del Arq. Rogelio García Mora, como bicicletas y triciclos de hace varias […]

  • Taller Reemprende tu negocio impartido por la fundación ProEmpleo

    30/06/2021

    Durante el mes de mayo y junio, los valedores se inscribieron en el taller Reemprende tu negocio impartido por la fundación ProEmpleo. La capacitación constaba de cinco módulos en los que los valedores aprendieron a reconocer en sí mismos los elementos necesarios para fortalecer y trabajar la resiliencia para enfrentar futuros retos como emprendedores, a […]

¿Quieres hacer un donativo?
Copyright © 2020 Mi Valedor
Centro Creativo y de Reinserción Mi Valedor, A.C.
Barcelona 11, Int. 101. Colonia Juárez, CDMX
Somos parte de
INSP international network of street papers
Síguenos
  • facebook mi valedor
  • instagram mi valedor
  • twitter mi valedor
  • youtube mi valedor
  • contacto mi valedor
  • spotify mi valedor
Sitio web desarrollado por Soto Comunicación
Revista Mi Valedor

Mi Valedor es la primera revista callejera de México que ofrece un modelo de autoempleo para poblaciones vulnerables (personas en situación de calle, migrantes, madres solteras, personas con capacidades especiales, entre otros). Apoya al proyecto aquí.

dudas, envianos un whatsapp