Derechos para los que viven y sobreviven en la calle. Espacio de Derechos de las Poblaciones Callejeras

Derechos para los que viven y sobreviven en la calle. Espacio de Derechos de las Poblaciones Callejeras

05/06/2017
Por Ana Nieto

La creación del Espacio de Derechos de las Poblaciones Callejeras busca que las personas que viven en la calle tengan derecho a cosas tan básicas como usar los espacios públicos y acceder a los servicios de salud. ¿Lo lograremos?

La definición de las poblaciones callejeras a partir de su condición de vivir en la calle, es decir, en espacios públicos o comunes, que no pueden ser caracterizados como vivienda, ni aun precaria, y que por tanto pernoctan generalmente en ese tipo de espacios, no sólo delimita al grupo sino que implica toda una serie de características propias que conforman al mismo.

  1. Se produce una situación de máxima exclusión de derechos.
  2. Se establece una forma de ubicación del grupo en la sociedad, generalmente marcada por la indiferencia y la discriminación
  3. Diversas formas de socialización al interior del grupo, for- mas tanto más variadas y complejas como lo es la composición del grupo mismo.

La Secretaría Ejecutiva del Mecanismo de Seguimiento y Evaluación del Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México es el órgano que da seguimiento, evalúa y orienta la implementación del PDHDF (Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México) para la transformación de las políticas públicas que hagan efectivo el goce de los derechos humanos en la Ciudad de México.

No debemos olvidar que la Constitución establece la obligación fundamental de las autoridades de promover, garantizar respetar y proteger los derechos humanos bajo los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. La Ley de Derechos Humanos e Inclusión Social de las Poblaciones Callejeras obliga al gobierno a reconocer los derechos de las personas que viven y sobreviven en calle como sujetos plenos de derechos, también a generar mecanismos de prevención para evitar que más personas vivan en la calle, así como establecer mecanismos de coordinación entre las instituciones de la administración pública de la Ciudad de México, las instituciones de asistencia privada y la sociedad civil organizada, con el fin de revertir las condiciones de exclusión, lograr la inclusión social y atención integral de las personas que viven y sobreviven en calle.

A continuación algunos de los derechos de las poblaciones que viven y sobreviven en la calle:

  • Acceder de manera igualitaria y no discriminatoria a los espacios públicos, a todos los servicios y programas públicos.
  • La integridad, la libertad y la seguridad personal, como la garantía de la conservación de la integridad física, mental y emocional.
  • El acceso a una vida libre de violencia que evite daños físicos, psicológicos, emocionales, económicos o sexuales y libre de estereotipos y prejuicios derivas de la discriminación sistémica hacia personas que viven y sobreviven en la calle.
  • Acceder a los servicios de salud primaria básica, universal, gratuita y de calidad. Así como a los servicios educativos de nivel básico, medio superior y superior, incluyente profesional y técnico.
  • Recibir información sobre los tratamientos de salud que se requieran, incluyendo los relacionados al uso y consumo problemático de drogas. Así también a decidir de manera libre e informada sobre los tratamientos de rehabilitación disponibles.
  • Acceder a los programas de atención integral para las víctimas de trata.
  • Acceder a los programas de otorgamiento de vivienda adecuada.
  • Acceder a las posibilidades de empleo que les permitan dejar la calle como fuente de recursos y recibir todas las prestaciones laborales de seguridad social a que tienen derecho.
  • Acceso a la justicia, sin obstáculos de carácter económico o social, en condiciones de igualdad, así como de asistencia judicial de alta calidad.
  • Acceder de manera igualitaria y no discriminatoria a los espacios públicos.
  • La libertad de pensamiento, expresión e información, así como acceder en igualdad de circunstancias a la información pública en poder del estado.

Las personas de las poblaciones callejeras deben tener acceso a la vida, la educación, a un trabajo digno, a una vivienda adecuada, a una alimentación saludable, a un medio ambiente sano, a la seguridad, a la cultura, al más alto nivel de salud, a la justicia, a la libertad de expresión, a la libertad de asociación y reunión, a una vida libre de violencia, a la vida familiar, a la integridad personal, a formarse un juicio propio, a la no discriminación, a la igualdad y al respeto a la dignidad humana, a tener un nivel de vida adecuado, etc. Aun esta recapitulación general y parcial de derechos hace patente que las poblaciones callejeras representan un grupo de población con las mayores exclusiones sociales acumuladas –porque han sido históricas y sistemáticas–, con mayor número de omisiones en menoscabo de la garantía de sus derechos.

Sin embargo, dentro de esas exclusiones acumuladas algunas son determinantes, pues impiden el ejercicio pleno de otros derechos, haciendo imposible la restitución de condiciones que les permitan acceder a una vida digna y evitar la reproducción de la pobreza. Los derechos llave que es menester restituir de forma urgente son: derecho a la identidad, igualdad y no discriminación, vivienda y salud. Dependiendo del análisis que se haga de las problemáticas que enfrentan las poblaciones callejeras destacarán más algunos aspectos que otros.

Apoyar a las personas que están en situación de calle no es una tarea sencilla. En este artículo te compartimos formas de ayudarlos de una forma efectiva y que contribuya a un cambio a largo plazo gestado desde raíz. Ayudar sin tener presentes las causas de la exclusión social, no forma parte de una estrategia integral para la solución del problema.

Mi Valedor es una Asociación Civil que impulsa un cambio positivo en la vida de personas que están en situación de calle o que forman parte de grupos socialmente vulnerables. Desde 2016 trabajamos la reinserción social y laboral de nuestros beneficiarios a través de:

  1. La impartición de talleres y capacitaciones para la recuperación de habilidades sociales que la exclusión social les ha quitado y con los que obtengan herramientas y conocimientos que les ayuden a reinsertarse laboralmente.
  2. La creación de un espacio que propicia las redes de apoyo sanas y profesionales.
  3. La producción y venta de una revista cultural bimestral que es una de sus fuentes de ingresos.

La lucha por la igualdad de derechos en todos los grupos de la sociedad es un camino largo y en las Organizaciones de la Sociedad Civil encuentra uno de sus pilares más sólidos.

Ana Nieto

Déjanos un comentario.

Relacionadas

Lo más reciente

¿Quieres hacer un donativo?
Copyright © 2020 Mi Valedor
Centro Creativo y de Reinserción Mi Valedor, A.C.
Barcelona 11, Int. 101. Colonia Juárez, CDMX
Somos parte de
INSP international network of street papers
Síguenos
  • facebook mi valedor
  • instagram mi valedor
  • twitter mi valedor
  • youtube mi valedor
  • contacto mi valedor
  • spotify mi valedor
Sitio web desarrollado por Soto Comunicación
Revista Mi Valedor

Mi Valedor es la primera revista callejera de México que ofrece un modelo de autoempleo para poblaciones vulnerables (personas en situación de calle, migrantes, madres solteras, personas con capacidades especiales, entre otros). Apoya al proyecto aquí.

dudas, envianos un whatsapp