Jugué un partido de futbol contra Las Gardenias, el equipo transgénero, transexual y travesti de Tepito*

Jugué un partido de futbol contra Las Gardenias, el equipo transgénero, transexual y travesti de Tepito*

27/08/2020
Por Alejandro Mendoza
Fotografía de Raul Campos

Nunca he sido bueno jugando al futbol. Esa noche había pasado la mayor parte del partido de pie. Aquí me quedo de defensa, le dije al capitán de mi equipo, el Ebraye. Todavía no terminaba el primer tiempo y las Gardenias ya estaban ganando. El estadio Maracaná, ubicado en el corazón de Tepito, estaba a reventar. La gente gritaba emocionada entre caguamas, mentadas de madre y cigarros de mota. Una jugada hizo que el balón terminara a mis pies. Chingue su madre, éste es mi momento, pensé.

Fotografía de Diana Ramon

Fotografía de Diana Ramon

Las Gardenias son un equipo de futbol conformado por mujeres transexuales, transgénero o travestis, en su mayoría de Tepito. Cada 4 de octubre juegan contra el Ebraye un partido que ya se convirtió en un clásico. Nunca han perdido.

La mayoría son estilistas, que cuando no cortan el cabello también imitan a Gloria Trevi, Lupita D’Alessio o Alejandra Guzmán. Las conocí antes del juego en las oficinas del deportivo, que esa noche funcionaban como vestidores. El ambiente era festivo. Rodeado por puestos de comida, juegos mecánicos y niños corriendo, el lugar comenzaba a llenarse.

Fotografía de Raúl Campos

Fotografía de Raúl Campos

Mientras las Gardenias se ponían pestañas postizas, maquillaje, y se peinaban, los vasos de plástico se llenaron con tequila y refresco. A ver, papacito, ve pasándole a las demás, me dijo una. Otra más conectó su teléfono y la música comenzó a sonar. Los del Ebraye veían divertidos a las chicas arreglándose.

Fotografía de Raúl Campos

Fotografía de Raúl Campos

El capitán de mi equipo me dio una playera rayada y un short. Comencé a desvestirme frente a todos. Cuando me iba a poner el short, me dijo: “No te pongas esos, te voy a dar otros”. Hice caso y esperé en calzones. Mis compañeros de equipo llegaron por detrás, me inmovilizaron y gritaron: “¡Novatada!”. Forcejeé en vano. Me acostaron sobre un escritorio y una de las Gardenias se subió en mí y comenzó a hacer movimientos sexuales. Otra más me bajó los calzones hasta los tobillos.

El capitán engañó de la misma manera a otro chico. Después de la novatada, me puse el short, que me cortaba la circulación de tanto que lo apreté, y me senté. Una de las Gardenias se acercó y comenzó a bailar en mis piernas.

Las novatadas terminaron y comenzaron los brindis. Si se caen, párense rápido porque les van a hacer montón, nos dijo el capitán de mi equipo. Caminamos hacia la cancha, algunos más tomados que otros.

Fotografía de Sonia Madrigal

Fotografía de Sonia Madrigal

Cuando el balón llegó a mis pies, corrí. La cancha parecía eterna. La portería estaba cada vez más cerca. Es lo más rápido que había corrido en meses. Tropecé y caí con todo el peso acumulado de los tacos y las cervezas. Cinco Gardenias me hicieron bolita. Una me bajó los shorts, otras estaban sobre mí y una más quería besarme. Perdimos en penales por un gol, en el partido más divertido que he jugado.

Fotografía de Sonia Madrigal

Fotografía de Sonia Madrigal

Fotografía de Sonia Madrigal

Fotografía de Sonia Madrigal

Fotografía de Tonatiuh Cabello

Fotografía de Tonatiuh Cabello

*Esta crónica es un fragmento del texto publicado originalmente en Vice en español.

Alejandro Mendoza

Editor y músico michoacano en vacaciones permanentes. Patinetas, punk y periodismo.

Déjanos un comentario.

Relacionadas

  • La afición

    Quizá el primero fue el que no alcanzó lugar en el equipo: el espectador original habrá sido un jugador que quiso pero no fue. Bajo ese signo estamos todos los que vemos el futbol, deleitados y revueltos en la banda. Una banda que se extiende desde la línea de cal hasta la última butaca, el […]

  • Esa extraña maravilla: el futbol

    El futbol es el espectáculo más popular y mejor repartido en el planeta. Baste recordar que la FIFA tiene más agremiados que la ONU (y además le hacen caso). Cada cuatro años, el planeta se paraliza en nombre del futbol. Conviene mencionar a este respecto que Eduardo Galeano, escritor aquejado de la pasión por los goles, en […]

  • Una preocupación de grandes escalas

    Sin duda los estadios son emblema de las ciudades de siglo XXI. Basta con echar una mirada a las ediciones modernas de las Copas del Mundo o los Juegos Olímpicos. Basta con enterarnos que cuando Qatar ganaba unas turbulentas elecciones para albergar la Copa Mundial del 2022, no solo el estadio, sino la ciudad entera […]

Lo más reciente

¿Quieres hacer un donativo?
Copyright © 2020 Mi Valedor
Centro Creativo y de Reinserción Mi Valedor, A.C.
Barcelona 11, Int. 101. Colonia Juárez, CDMX
Somos parte de
INSP international network of street papers
Síguenos
  • facebook mi valedor
  • instagram mi valedor
  • twitter mi valedor
  • youtube mi valedor
  • contacto mi valedor
  • spotify mi valedor
Sitio web desarrollado por Soto Comunicación
29. Jipitecas en onda
Revista Mi Valedor

Mi Valedor es la primera revista callejera de México que ofrece un modelo de autoempleo para poblaciones vulnerables (personas en situación de calle, migrantes, madres solteras, personas con capacidades especiales, entre otros). Apoya al proyecto aquí.