Mujeres calientes en tu colonia

Mujeres calientes en tu colonia

15/02/2020
Por Andrés Vargas
Fotografía de Alexa Herrera

Ahora que tengo tu atención, te pido por favor que termines de leer la siguiente reflexión sobre nuestra relación con la pornografía. Estoy asumiendo que eres un lector y no una lectora, porque este texto es sólo para hombres (y onvres).

¿Por qué te gusta lo que te gusta?, estoy hablando de sexo. ¿Qué tipo de pornografía consumes? Quiero que seas sincero contigo mismo y hagas una lista de los géneros o etiquetas que más te prenden: Hentai, Sexo Lésbico, Madrastras, Sometimiento, Colegialas, Maduras, Anal… Vamos a revisar qué tipo de imágenes o videos son los que activan nuestro apetito sexual, pero en esta ocasión no estamos buscando placer; estamos explorando la posibilidad de que lo que nos gusta, es en realidad una imposición del “sistema”, con consecuencias gravísimas que, desde nuestro privilegio varonil, no podemos visualizar fácilmente.

Debo aclarar que no soy panista ni católico. Me gusta tanto el porno como a cualquiera y tengo claras las palabras que escribo en el buscador de internet cuando quiero masturbarme utilizando una pantalla (prefiero mi propia imaginación). Cuando he tratado de tener esta conversación con amigos, suelo ser acusado de “mocho”, como si fuera una persona muy persignada a quien le espanta el erotismo. Ese juicio ha evitado que la reflexión avance. Por eso aprovecho que me estás leyendo para obligarte a reflexionar. Sé que puedes cerrar la revista e ignorar este texto de por vida, pero confío en que al ser un consumidor de la revista Mi Valedor eres un buen hombre: alguien que busca no estorbarle a nadie y contribuir a un mundo mejor para todxs.

En un escenario tan diverso, con tantos tipos de rostros, cuerpos, olores y sabores, ¿no te parece extraño que la mayoría de los hombres consumamos los mismos tipos de pornografía? Somos animales muy básicos, puedo entender nuestra fijación con los senos, muslos o nalgas, pero hay algunos géneros que me preocupan: ¿Qué es lo que te gusta del porno que muestra a mujeres en uniforme de colegio (algunas en edad escolar)? ¿Por qué disfrutas del sometimiento de una mujer que no deja de llorar durante toda la escena? No me preocupa que alguien encuentre placer en esa clase de contenidos pornográficos, me preocupa que entre nosotros no podamos platicar sobre estos temas y su conexión con la violencia contra las mujeres en la vida real.

Cada quien es libre de ejercer sus juegos de seducción como guste y con quien(es) guste(n), siempre y cuando haya consenso y, sobre todo, diversión. Existen parejas que disfrutan su intimidad con lujo de fantasía, encuentros en los que “vale todo” y relaciones obsesionadas con empujar los límites (los que traigan y con los que se topen). También se supone que somos libres para consumir el porno que queramos, pero siento que en realidad estamos atrapados en un corral de algunos subgéneros que nos encarrilan en ideas nefastas sobre lo que merecemos los onvres, y lo que deben aguantar las mujeres, durante el sexo. Y eso puede traducirse en todo tipo
de comportamientos sociales.

¿El porno violento es el responsable de la violencia contra las mujeres? Yo digo que a veces, pero no siempre. Es más, yo creo que justo por ahí podríamos empezar a tener conversaciones serias para reducir esta clase de agresiones. Por eso te invito a poner sobre la mesa tus gustos y cuestionarlos: ¿Cuáles están ahí porque genuinamente te emocionan y cuáles han sido añadidos por inercia social?, ¿por qué te excita el sufrimiento de otro ser humano?, ¿consideras que esa clase de pornografía contribuye a la normalización de la violencia? Tal vez en estas fantasías encontremos el origen de un problema que nos tiene bastante jodidos, principalmente a las mujeres, pero en general, considero que más allá de dejar de violentarlas, podríamos divertirnos mucho más si fuéramos más honestos y abiertos con nuestra dieta erótica.

PD. Probablemente sí hay mujeres calientes en tu colonia, pero no sé dónde específicamente y no te puedo asegurar que estarán interesadas en ti. Échale ganas y no te pases de verga.

Andrés Vargas

Andrés Vargas, conocido como “ruzo”, es productor de Puentes Podcast, promotor de la psicodelia y vigilante del cielo.

Déjanos un comentario.

Relacionadas

  • Jugué un partido de futbol contra Las Gardenias, el equipo transgénero, transexual y travesti de Tepito*

    27/08/2020

    Nunca he sido bueno jugando al futbol. Esa noche había pasado la mayor parte del partido de pie. “Aquí me quedo de defensa”, le dije al capitán de mi equipo, el Ebraye. Todavía no terminaba el primer tiempo y las Gardenias ya estaban ganando. El estadio Maracaná, ubicado en el corazón de Tepito, estaba a […]

  • La afición

    Quizá el primero fue el que no alcanzó lugar en el equipo: el espectador original habrá sido un jugador que quiso pero no fue. Bajo ese signo estamos todos los que vemos el futbol, deleitados y revueltos en la banda. Una banda que se extiende desde la línea de cal hasta la última butaca, el […]

  • Esa extraña maravilla: el futbol

    El futbol es el espectáculo más popular y mejor repartido en el planeta. Baste recordar que la FIFA tiene más agremiados que la ONU (y además le hacen caso). Cada cuatro años, el planeta se paraliza en nombre del futbol. Conviene mencionar a este respecto que Eduardo Galeano, escritor aquejado de la pasión por los goles, en […]

Lo más reciente

¿Quieres hacer un donativo?
Copyright © 2020 Mi Valedor
Centro Creativo y de Reinserción Mi Valedor, A.C.
Barcelona 11, Int. 101. Colonia Juárez, CDMX
Somos parte de
INSP international network of street papers
Síguenos
  • facebook mi valedor
  • instagram mi valedor
  • twitter mi valedor
  • youtube mi valedor
  • contacto mi valedor
  • spotify mi valedor
Sitio web desarrollado por Soto Comunicación
29. Jipitecas en onda
Revista Mi Valedor

Mi Valedor es la primera revista callejera de México que ofrece un modelo de autoempleo para poblaciones vulnerables (personas en situación de calle, migrantes, madres solteras, personas con capacidades especiales, entre otros). Apoya al proyecto aquí.