Bob Schalwijk presenta Paisajes de agua. Evocaciones para un futuro mejor. Fotografía de Bob Schalkwijk
Fotografía de Bob Schalkwijk

Bob Schalwijk presenta Paisajes de agua. Evocaciones para un futuro mejor

28/01/2022
Por Ariel Gil Soriano

Presentada por primera vez en 2006, marcando el salto de un septuagenario Bob Schalkwijk hacia la fotografía digital, Paisajes de agua distaba mucho de los trabajos previos del fotógrafo holandés; el elemento humano, ausente casi en su totalidad, daba paso a la naturaleza, a un paisaje en donde el protagonista era el agua.

16 años han pasado y Paisajes de agua vuelve a la Galería 526 del Seminario de Cultura Mexicana. En la galería se presentan las mismas impresiones de 2006 que, de acuerdo con Schalkwijk, “muestran los estragos del tiempo, como una evocación al desgaste que los propios lugares han tenido”. Las que en su primera exhibición fuesen, en su mayoría, fotografías recientes, hoy pertenecen a un mundo que ya no existe.

Con el propósito de conmemorar la nueva vida de Paisajes de agua, Bob Schalkwijk presenta –por vez primera– una serie fotográfica del Mar de Cortés. Tomadas desde los aires, montado sobre una avioneta, las bajamares se confunden con el enraizado de un árbol en las fotografías de Schalkwijk. El paisaje capturado en 1988 es inhóspito, desierto, no hay evidencia alguna de actividad humana –por lo menos a gran escala–.

Mar de Cortés, Baja California, México, 1988

Si la imaginación lo permite, es sencillo suponer que algunos de los lugares retratados han sufrido transformaciones en estos 16 años. El caso es desafortunado, pues este desgaste no es consecuencia de la naturaleza misma del agua, sino del impacto humano sobre el planeta.

El agua es subsistencia. Entre rocas, Schalkwijk enmarca la bahía de Ha-Long en Vietnam, pequeñas embarcaciones navegan sus aguas como atractivo turístico o para pescar. Igualmente, los cultivos de arroz en Veracruz se abastecen del agua suficiente para su óptimo crecimiento.

El agua también es hogar. Un par de pingüinos marchaban sobre el suelo antártico. La suerte de estos dos, fotografiados en 2005, podría ser incierta, podrían ya haber concretado su ciclo de vida o haber sido testigos de cómo su hogar se derretía poco a poco, desdibujando así el camino que varias veces marcharon.

El agua también es descanso. En las playas de Catazajá, Chiapas, una parvada se abastece y se refresca con el agua, algunos emprenden vuelo, salpicando así a los que deciden aguardar un poco más.

En escenarios nacionales el agua se hace presente. Un cañón protege el cause del Río La Venta (Chiapas), el Volcán Chichonal (Chiapas) esconde un verdoso cuerpo de agua en su cráter, un sinuoso terreno impide el paso sencillo hacia las cascadas de Las Nubes (Chiapas) y los matorrales y la hierba seca rodean la Poza Azul (Coahuila), la cual hace gran gala de su nombre.

Volcán Chichonal, Chiapas, México, 2004

En el agua corriente de las cascadas de Colen Há, en el Río Tulipá, en Chiapas, el agua cristalina refleja un verde nada nítido. No se sabe qué es, pero dado el entorno natural en el que se encuentran, es posible suponer más o menos qué podría ser ese verde. Bien puede ser un árbol o muchos, una basta planicie cubierta de pasto o hasta una colina poblada de vegetación.

El agua es reflejo de vida. Será una lástima el día en que este reflejo sea el gris del smog citadino o que, simplemente, ya no haya superficie líquida que sirva de espejo.

Paisajes de agua Evocaciones para un futuro mejor estará en exhibición hasta 6 de marzo de 2022 en Galería 526 del Seminario de Cultura Mexicana en la Ciudad de México (Av. Presidente Masaryk 526).

Colen Ha, Río Tulijá, Chiapas, México, 2004

Basaseachi, Chihuahua, México, 1973

Bahía de Halong, Haiphong, Vietnam, 1933

Poza Azul, Cuatro Ciénegas, Coahuila, México, 2004

Tzimol, Chiapas, México, 2007

Aitchos, Islas Shetland del Sur, Antártida, 2005

¿Eres artista y tu obra está relacionada a las problemáticas de la Ciudad de México y la zona metropolitana? ¡Queremos publicarla! Envía un correo a contacto@mivaledor.com

Ariel Gil Soriano

Teto profesional, ambivalente entre Héctor Lavoe, Bob Dylan y Taylor Swift. Absoluto detractor del Borrego Viudo.

Déjanos un comentario.

Relacionadas

Lo más reciente

¿Quieres hacer un donativo?
Copyright © 2020 Mi Valedor
Centro Creativo y de Reinserción Mi Valedor, A.C.
Atenas 32, Int. 11. Colonia Juárez, CDMX
Somos parte de
INSP international network of street papers
Síguenos
  • facebook mi valedor
  • instagram mi valedor
  • twitter mi valedor
  • youtube mi valedor
  • contacto mi valedor
  • spotify mi valedor
Sitio web desarrollado por Soto Comunicación
Revista Mi Valedor

Mi Valedor es la primera revista callejera de México que ofrece un modelo de autoempleo para poblaciones vulnerables (personas en situación de calle, migrantes, madres solteras, personas con capacidades especiales, entre otros). Apoya al proyecto aquí.

dudas, envianos un whatsapp