Follaje

Follaje

16/02/2018
Por Bárbara Pérez Curiel


Las cosas no tienen sentido hasta que alguien las usa para inventar uno.

Hay que cortar las hojas y las ramas que no dejan de crecer y, como no dejan de crecer, no hay que dejar de cortar. Así, con perseverancia, podemos controlar la forma. Pero un día, tarde o temprano, las raíces rompen el pavimento.

El descanso guarda el peligro de regresar al impulso absurdo de la naturaleza, que no sabe lo que hace cuando lo hace, que no sabe por qué crece hacia donde crece, que no sigue nuestras reglas bien pensadas sino las suyas irracionales, y que es absurdo llamar reglas.

No juega nuestros juegos sino los suyos, que es absurdo llamar juegos porque no tienen reglas ni sentido. Y nos enfurecen, porque sin reglas no nos queda nada más que nosotros mismos.

Queremos moldear el impulso para que se adapte mejor a las fantasías de la mente. Así intentamos calmar el pavor frente a nuestro propio sinsentido. Porque nuestras reglas también son arbitrarias y salvajes, pero las podamos de tal forma que parecen lógicas, redondas y uniformes.

Algunos de nuestros juegos duran más que otros y mantienen por más tiempo la ilusión de contención. Pero los juegos se terminan y con ellos las reglas y con ellas el sentido. Y en lo que comienza uno nuevo y nos encontramos frente a un campo vacío que ya solo es espacio, tenemos que afrontar la falta de significado.

Pero el vacío guarda la promesa de la resignificación; la excepción confirma la regla y el sinsentido revela el sentido.

Mientras tanto, las hojas no dejan de crecer.

Bárbara Pérez Curiel

Bárbara Pérez Curiel nació en la Ciudad de México. Estudió Letras Modernas en la UNAM y en University College London. Actualmente colabora en el Fondo de Cultura Económica como traductora.

Déjanos un comentario.

Relacionadas

  • Semana 10

    27/08/2020

    Ludmila tiene claro, como nadie, el torneo llanero anual. Ella es la encargada, jornada tras jornada, de registrar todo cuanto pasa en el campo, aun cuando no haga ninguna anotación, no sea el árbitro y, mucho menos, forme parte del Comité de Pambol “Sonido Local a.c.”, encargados de recaudar los fondos necesarios para las cuotas […]

  • Nostalgia suspendida

    01/04/2020

    Recuerdo vagamente mi niñez en esos años, cuando solíamos salir en familia a presenciar las fiestas navideñas. Yo disfrutaba el amor familiar. Me gustaba ver las calles adornadas con sus guirnaldas de colores fosforescentes: impresionantes, y al mismo tiempo frágiles. En ese entonces, mis padres me compraban todo lo que yo quería: ante mis ojos […]

  • El agua de la sed rota en el vaso

    Lleno de mí, sitiado en mi epidermis que por el momento es de unicel, espero mientras todo ha de pasar como en escenario para representar la humana comedia de la sed: ahora estoy en el vaso medio vacío con los resabios de la fruta que en esos dichosos labios dieron de beber sin que se […]

Lo más reciente

¿Quieres hacer un donativo?
Copyright © 2020 Mi Valedor
Centro Creativo y de Reinserción Mi Valedor, A.C.
Barcelona 11, Int. 101. Colonia Juárez, CDMX
Somos parte de
INSP international network of street papers
Síguenos
  • facebook mi valedor
  • instagram mi valedor
  • twitter mi valedor
  • youtube mi valedor
  • contacto mi valedor
  • spotify mi valedor
Sitio web desarrollado por Soto Comunicación
29. Jipitecas en onda
Revista Mi Valedor

Mi Valedor es la primera revista callejera de México que ofrece un modelo de autoempleo para poblaciones vulnerables (personas en situación de calle, migrantes, madres solteras, personas con capacidades especiales, entre otros). Apoya al proyecto aquí.